Cervezas tipo Sin Alcohol

Filtros


Cervezas por país:

Cervezas según estilo:

Según su graduación:

Ver más

Filtrar por lúpulo:

Historia y origen de la cerveza sin alcohol

La cerveza sin alcohol es un estilo que o bien no posee alcohol o registra muy poco contenido del mismo. En España, de hecho, la cantidad máxima de alcohol permitido para que sea sin es del 1%. En general, la mayoría de sin del mercado se encuentran en el estilo pale lager, ya que las grandes cerveceras industriales son las que más las fabrican. Aún así, también hay cervezas sin de alta fermentación. No debe confundirse con las cervezas light, que aunque cuentan con un mayor porcentaje de alcohol no suelen superar el 3,5%.

Se cree que su origen se encuentra en Estados Unidos durante los años 20, cuando comenzó la Ley Seca que prohibía la venta o consumo de cualquier tipo de bebida alcohólica. Las grandes cerveceras de la época comenzaron a experimentar con graduaciones más bajas (entre el 0.3% y 0.1%). Esto se consiguió haciendo que el alcohol de evaporarse antes que el agua, sometiendo a la cerveza a altas temperaturas durante su elaboración. 

En España la primera cervecera que fabricó cerveza sin alcohol fue Ambar, en el año 1976. Desde entonces, muchas otras cerveceras industriales se han unido a la producción de este tipo de cerveza cada vez más extendido, incluso hace poco la cervecera artesana Villa de Madrid anunciaba la elaboración de la primera cerveza sin española artesana. Hoy en día nuestro país ha conseguido liderar este sector, siendo el país que más cerveza sin elabora y consume de todo el mundo.

Beneficios y propiedades de la cerveza sin alcohol

Numerosos estudios han corroborado los incontables beneficios que ofrece para la salud la cerveza, sobre todo si no contiene alcohol. Entre otros, contiene un gran número de antioxidantes, aumenta el colesterol bueno y se ha descubierto que incluso ayuda a prevenir el cáncer. Además, recientes estudios también apuntan a la cerveza como ayuda en la prevención de enfermedades cardíacas. Entre sus ingredientes destacan el gran número de vitaminas y minerales e incluso proteínas.

El alto porcentaje de agua (aproximadamente un 95% de su composición) de la cerveza sin alcohol hace que sea una de las bebidas más adecuadas para hidratar el cuerpo. Además, cuenta con un bajo porcentaje de sodio en su composición, por lo que ayuda a personas con problemas de tensión alta. A todo esto se debe sumar también el alto contenido en calcio que posee, componente que fortalece los huesos y mejora la musculatura. Por último, gracias a su contenido en fibra, encontramos una de las principales propiedades de la cerveza sin alcohol: ayuda a mejorar el sistema digestivo.

Como veis, son muchos los beneficios que te ofrece la cerveza, en especial la sin alcohol. ¿Qué otros crees que aporta?