Cervezas tipo Ale

Filtros


Cervezas por país:

Cervezas según estilo:

Ver más

Según su graduación:

Ver más

Filtrar por malta:

Ver más

Filtrar por lúpulo:

Ver más

Filtrar por vaso recomendado:

Ver más

Conoce más sobre la cerveza tipo Ale

La cerveza Ale es un estilo de cerveza que engloba a todos los tipos de cerveza de alta fermentación. En todas las cervezas tipo Ale, la fermentación de la levadura ocurre en la parte superior del recipiente antes de descender al fondo del mismo. En general, fermentan a temperaturas que van desde los 15 hasta los 25 grados y poseen aromas y sabores más complejos que las cervezas lager. El tipo de levadura utilizado para la fermentación de este tipo de cerveza es la más antigua que se conoce. Ya fue utilizada por egipcios, sumerios o romanos para la elaboración de bebidas fermentadas. 

Dentro de las cervezas Ale, se pueden distinguir dos vertientes bien diferenciadas:

  • Por una parte, se encuentran las cervezas de corte clásico, representadas por las cervezas de abadía provenientes de abadías belgas y holandesas.
  • Por otra, las de corte más moderno, como las americanas (APA) o inglesas (English Pale Ale o Bitter).

Historia de la cerveza Ale

Aunque hoy en día los tipos de cerveza más extendidos, sobre todo en el mundo industrial, son los de baja fermentación, durante siglos fueron las ales las más consumidas por el público general. Las cervezas Ale se han elaborado históricamente en numerosas localizaciones, sobre todo en países tradicionalmente cerveceros como Escocia, Bélgica o Alemania. Es uno de los estilos cerveceros más antiguos de la historia. En la Edad Media se utilizaba como fuente de nutrientes para la población, a quienes se repartía en general mezclada con agua. 

En la antigüedad, se añadían hierbas aromáticas a la bebida para darle cierto amargor y equilibrar el dulzor de la malta y para que se conservase mejor. Con la especialización de los maestros cerveceros, se fueron cambiando dichas hierbas por el lúpulo, mucho mejor conservante. Ya en 1852, Louis Pasteur aisló al microorganismo de la levadura y desveló cómo se reproducía, hecho importante para la industria. Por fin podía reproducirse la levadura.